Como empezar la terapia de pareja

La terapia de pareja es un uno de los recursos más utilizados por muchas personas. Favorece el tratar de resolver los conflictos que pueden crearse dentro de la relación. Sabemos que el proceso de convivencia es complejo. Se produce un desgaste como consecuencia no solo de esa convivencia. También suceden todos los cambios que se dan en la vida de las parejas, esto afecta la relación.

Las parejas deben ir adaptándose a los cambios e ir utilizando los recursos de los que poseen para ir administrando las distintas situaciones. Cuando los recursos faltan o no se tienen, van apareciendo otros problemas que generan malestar y afectan al estado emocional de cada uno. Entonces, se incrementa la insatisfacción dentro de esta relación. Este proceso de desgate es muy lento, y las parejas no van de inmediato a buscar ayuda.

Primer intentan resolver ellos, dándose un tiempo, intentando cambiar algunas situaciones. En muchas ocasiones consiguen llegar a dar una solución. En muchas otras el paso del tiempo sin un avance en los problemas, acrecienta los niveles de insatisfacción y malestar. Es entonces cuando las parejas se plantean la posibilidad de realizar una terapia de pareja.

Que es la terapia de pareja

Sin embargo el proceso de tomar la decisión es difícil. Muchos de los casos vistos en consulta, han tardado mucho tiempo en tomar la decisión. Sucedió aun siendo conscientes de los problemas que tenían y por desconocimiento sobre en qué consiste la terapia. Esto hace que se muestren con dudas sobre la ayuda que realmente pueden recibir. Lo que sucede cuando acuden, suele haber un acontecimiento de carácter negativo reciente, que es lo que ha provocado el que se decidan a pedir una consulta.

Pero existe un desconocimiento sobre “qué es” y  como les puede colaborar esta terapia.  Esta carencia de datos causa dudas, y retrase el acudir, provocando un mayor desgate en la relación. Es importante tener una una información clara y sencilla sobre el proceso de la terapia, lo que hace y sobre cómo se desempeñan las sesiones, entre otros datos. Puede ser de gran ayuda para algunas personas que están viviendo una situación complicada en su relación de pareja y han pensado la posibilidad de usar este recurso.

La terapia de pareja mejora la relación conyugal

Luego de que la pareja ha tomado la decisión de acudir, y han pedido una cita, son atendidos por el profesional en psicología que se les ha asignado. Durante la primera entrevista van los dos. Hay casos que por diferentes motivos, va sólo uno de los miembros de la pareja. Si uno de los dos no desea hacer terapia, es un grave error intentar convencerle, u obligarle. Se le puede ofrecer que acuda el primer día para tener información, y que después pueda tomar una decisión. Pero si no hay pruebas de dicha motivación, no se puede forzar.

En algunas situaciones, en la terapia de pareja acude solo uno, se procura saber el motivo por el que el otro no ha venido. También se considera la posibilidad de que pueda ir. Pero en muchos casos la decisión está tomada y lógicamente hay que respetarla. Que la otra persona no quiera hacer terapia de pareja esto no implica necesariamente que no quiera resolver los problemas que pueden tener.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *